Se estrecha el cerco para la captura de dos peligrosos  psicópatas en la localidad leridana de Torrefarrera

Las autoridades preocupadas ya que coincidiendo con la operación policial, se está celebrando en la localidad un gran encuentro de geocaching al que se espera acudan cientos de aficionados a esa actividad.

Los presuntos asesinos que parecen responder a los nombres de Rob y perrete. EFE

MÁS INFORMACIÓN

  • Las autoridades recomiendan a los vecinos permanecer en sus casas mientras dure el cerco
  • La organización del evento geocachero estudia la posibilidad de suspender las actividades nocturnas

Tras la aparición en días pasados, en la orilla del río Segre en la zona de las Compuertas, en la capital leridana, de diversos cadáveres a los que se habían mutilado algunos dedos de la mano, las investigaciones se centran ahora en la búsqueda y captura de los principales sospechosos.

Gracias al testimonio aportado a los cuerpos policiales de una de sus victimas, M.J.L, que pudo escapar de su captores, se dispone de valiosa información que ha de conducir sin duda a la detención de los dos peligrosos psicópatas.

 Según la descripción facilitada por la victima huida, se trataría de dos varones de raza blanca, con la cabeza rapada y que no se desprenden nunca de unos grandes cuchillos de carnicero que llevan siempre con ellos. Uno tendría unos 50 años y el otro, treinta o treinta cinco, con barba. Según la declaración de la victima, sería el segundo, el más peligroso pues se combina en él una complexión fuerte y un alto grado de perturbación mental. La victima también ha podido escuchar que entre ellos se llamaban Rob y perrete.

Gracias a estas informaciones las fuerzas de seguridad han determinado que se podría tratar de dos internos violentos fugados hace unas semanas del psiquiátrico de Sant Boi. Fuentes de la investigación los situaría ahora en unas edificaciones abandonadas, próximas a Torrefarrera, donde parece que se refugian desde hace días.

Se cree que en las próximas horas los dos sujetos podrán ser capturados pero existe un alto grado de preocupación ya que se esta celebrando este fin de semana en Torrefarrera un gran evento relacionado con la actividad de geocaching y para el que se espera una gran afluencia de personas. Los responsables del hospital psiquiátrico en el que estarían internados estos dos sujetos, han manifestado que esa afluencia afectará sin duda en su comportamiento, haciéndolos aún más peligrosos